Sábado, 02 Diciembre 2017 09:58

El Celta enfría al Barça en el Camp Nou 2-2

Los azulgranas todo y dar la vuelta al gol inicial de Aspas con los goles de Messi y Súarez acaban cediendo los primeros puntos del curso en casa en un partido en el que Umtiti se lesiona.

Hay días en los que la suerte te gira del revés y al Barça le ha tocado vivir la una parte de la cruz en una jornada matinal en el Camp Nou. Visitaba el Celta el Estadi, un rival especialmente duro en los últimos años y que ha vuelto a sacar jugo de Barcelona, ​​siendo el primer equipo esta temporada que consigue arrebatar puntos a los azulgranas en casa. Los de Valverde todo y dar la vuelta al gol inicial de Aspas con las dianas de Messi y Suárez no han podido sumar el triunfo por otra diana celeste hecha por Maxi Gómez a veinte minutos del final, que además, ha provocado la sustitución de Umtiti por lesión en la carrera del gol.

El guion del partido tendría muchos registros, desde un inicio dominador azulgrana hasta el suspenso que se ha instaurado en la segunda mitad. Y eso que a pesar de un Camp Nou helado desde el inicio se ha ido calentando gracias a la aparición de Messi. Porque ni el frío ni el rival podían frenar a un Messi totalmente activado. Indomable el argentino ha vuelto loca a la defensa gallega con detalles espectaculares y ha avisado pronto dibujando un carrera eléctrica vertical y espectacular desde el centro del campo, precedida de un sutil y brillante túnel y dos fintas sobre su defensor dentro del área. No ha podido finalizar con gol la jugada, pero la acción recordaba a la carrera mítica del '10' ante el Getafe. Se calentaba el ambiente en el Estadi y Messi seguía dirigiendo al equipo. El Celta no tenía más remedio que replegarse atrás y lo hacía con cierto orden. Eso sí, cuando lograba salir del área el conjunto gallego creaba mucho peligro.

Messi replica el tanto inicial del Celta

Resguardaba bien Umtiti para los barcelonistas y también Ter Stegen, exuberante en la primera parada en la acción del gol del Celta al estilo portero de balonmano, aunque no pudo evitar la diana gallega en el rechazo rematado por Iago Aspas. Se adelantaba el equipo de Unzué, pero Messi tardó un minuto en volver las cosas en su sitio. El '10' se ha introducido dentro del área para rematar una buena acción iniciada por él para volver el partido a la igualdad. Se gustaba Messi y también el Barça que, paciente y rápido, creaba mucho peligro. Se asociaban bien los de Valverde en la medular con Sergio, Iniesta, Rakitic y Paulinho, atento defensivamente, insistente buscador del gol llegando desde la segunda línea que ha evitado Ruben Blanco, salvador de los gallegos antes del descanso.

En la reanudación, a pesar de tener el dominio al Barça costaría crear más peligro que en la primera mitad, donde los barcelonistas habían merecido salir con el marcador a favor. Se replegaría bien el Celta en campo propio y se mostraba peligrosísimo en las acciones de contragolpe. Pero con insistencia el Barça ha encontrado el segundo. Y lo ha hecho con un Messi estelar que ha filtrado un pase para Jordi Alba y que Suárez ha rematado de manera inapelable. El Uruguayo no suele perdonar desde su hábitat preferido y ha puesto el 2-1 para entrar en el top 10 de máximos goleadores de la historia azulgrana.

Empate y suspense final

Pero los de Unzué tenían una misión clara y les ha salido bien. Sobre todo, porque han encontrado el gol del empate en una acción de mala fortuna azulgrana. Maxi Gómez ha sido el autor de un empate que se ha gestado en una carrera rápida de Iago Aspas perseguido por Umtiti, que ha tenido que interrumpir la persecución por lesión.

Entraría Vermaelen en su sitio y el Barça buscaría el gol del triunfo. Primero Piqué en una acción brillante de pizarra que ha picado al palo y más tarde, en dos remates de Messi, evitada la primera por un Ruben Blanco inspirado y la segunda que se ha marchado fuera rozando el poste. Ter Stegen ha replicado a su homólogo con una parada excelente a Pione Sisto. Se han replegado bien atrás los de Unzué, han jugado con el tiempo y han sabido frenar a los azulgranas. El suspenso se apoderaba del final que incluso ha guardado una última escena al estilo Alfred Hitchcock como el día del Wanda Metropolitano bajo la ejecución final de Messi, que no ha podido certificarse con alegría culé.

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017