Lunes, 13 Noviembre 2017 16:00

Italia eliminada del Mundial de Rusia

60 años la azzurri quedó fuera de la Copa del Mundo a manos de una Suecia implacable en San Siro.

Italia no jugará el Mundial de Rusia. Presente en todas las fases finales desde 1962, la Azzurra será la única campeona ausente en 2018, derrumbada por su propia incapacidad y eliminada por una Suecia que volverá al torneo después de no acudir a Sudáfrica ni Brasil.

A Gian Piero Ventura toda la eliminatoria se le hizo enorme. Italia fue grande este siglo a través del carácter que le dieron Zoff, Trapattoni, Lippi, Prandelli y Conte. Con ellos y dos generaciones de futbolistas en las que se mantuvo de entrada y hasta la salida Gianluigi Buffon, con Maldini, Cannavaro, Zambrotta, Totti, Del Piero, Pirlo, Barzagli, Bonucci, Motta, Candreva o Immobile la Azzurra mantuvo el orgullo en lo alto. Ganó un Mundial en 2006 y aunque no pasó de la primera fase en 2010 o 2014, las Eurocopas de 2012 y 2016 trasladaron el discurso firme de qué es Italia.

Qué era, mejor dicho. Ventura sustituyó a Conte tras la Eurocopa de Francia. Llegó tras cinco años al frente del Torino y apenas pareció preocuparse de mantener las esencias de Conte, sin ofrecer un plan personal. Y con el paso de los partidos la grandeza empezó a dar síntomas de flaqueza... Enfrentada a España se desnudó la realidad que en esta eliminatoria dramática, a cara o cruz, dejó al descubierto sin más disimulo la realidad italiana.

Mateu Lahoz mantuvo viva a la Azzurra obviando dos penaltis en el primer tiempo

Derrotada en Solna y necesitada de remontar en Milán, la Azzurra entró miedosa a San Siro, donde la presentación, los primeros minutos, se asemejó a una película de terror, de la que sobrevivió casi por casualidad y gracias a Mateu Lahoz, que le perdonó dos penalties muy evidentes ante el pasmo de los nórdicos, incrédulos ante el pasotismo del árbitro español.

Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, fue tomando el mando del juego Italia y se fue retrasando en el campo Suecia, que se salvó del gol en la recta final en dos ocasiones, una salvada casi bajo palos por Granqvist y otra en un disparo de Florenzi al que respondió con grandeza Olsen.

Alcanzó el equipo nórdico con agradecimiento el descanso, consciente del asedio al que sería sometido en el segundo tiempo y que fue en aumento con el paso del tiempo.

Suecia sufrió y vuelve tras perderse las citas de 2010 y 2014

Lustig propinó un rodillazo descarado a Darmian apenas comenzar... Que Mateu convirtió en falta en ataque por interpretar brazo del lateral transalpino y casi de inmediato Italia se fue con todo hacia arriba, arrinconando cada vez más a una Suecia que salía en contadas ocasiones, sin convencimiento ni la rapidez necesaria para meter miedo a los italianos.

Pero el grupo de Ventura encaró la recta final con tantas ganas como impotencia. Colgando balones de cualquier manera, atacando sin plan, dejando que cada cual hiciera la guerra por su cuenta y buscando ese rebote, esa casualidad, esa genialidad con la que lograr el gol milagroso.

A punto estuvo Florenzi antes de que lo hiciera en el minuto 86 El Shaarawy, con un zambombazo al que respondió, genial, Robin Olsen, convertido en héroe contra todo.

Y con un alargue eterno, con un drama inmenso... Italia se quedó fuera del Mundial.

Modificado por última vez en Lunes, 13 Noviembre 2017 16:03

OPINIONES

COLUMNA SALESIANA

© 2017